Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer nuestros servicios, recoger información estadística e incluir publicidad. Si continúa navegando, acepta su instalación y uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra política de cookies.

Idioma:   
Zona
Zaragoza
Servicios Vive Zone
Adra y Roquetas de Mar
Albacete
Alicante
Barcelona
Benidorm - Marina Baixa
Cartagena - Mar Menor
Granada
Los Alcazares
Madrid
Molina de Segura
Motril
Murcia
Sevilla
Tenerife
Torrevieja - Vega Baja
Valencia
Valle de Ricote
Zaragoza
Logo de Inicio de sesión de usuario
Iniciar sesión
Incluye tu negocio
Conócenos
INICIO
INFORMACIÓN TURÍSTICA
QUÉ VISITAR
QUÉ HACER
PLAYAS
DÓNDE DORMIR
DÓNDE COMER
DÓNDE SALIR
DÓNDE COMPRAR
RESERVAS
GASOLINERAS
BANCA
TRANSPORTE
EMERGENCIAS
MEDIO AMBIENTE
SALUD Y BELLEZA
INFORMACIÓN TURÍSTICAINFORMACIÓN TURÍSTICA
GUÍA PRÁCTICAGUÍA PRÁCTICA
DESCUBRE LA CIUDADDESCUBRE LA CIUDAD
HISTORIAHISTORIA
FIESTAS LOCALESFIESTAS LOCALES
TIEMPOTIEMPO
INFORMACIóN TURíSTICAHISTORIA17 OCTUBRE 2019

HISTORIA DE LA CIUDAD

Zaragoza

Prehistoria y Antigüedad

Zaragoza cuenta con más de 2 mil años de historia. Los restos de unos poblamientos, de finales de la Edad de Bronce, son  los primeros indicios de población humana en la zona, exactamente del siglo VII a.C. Pero nos es hasta el siglo III a.C., cuando se tiene noticias de la existencia de una ciudad íbera llamada Salduie o Salduvia en la zona.

Caesaraugusta, fue una colonia fundada por Octavio Augusto, sobre una ciudad íbera, con veteranos de las Guerras Cántabras (25 a.C. – 12 a.C.). La ciudad poseía una planta rectangular de unas 47 hectáreas, coincidiendo con el trazado actual del casco antiguo de la ciudad. Se convirtió en la ciudad más importante del valle medio del Ebro y fue una de las pocas ciudades que no decayó durante el Bajo Imperio Romano.

Murallas Musulmanas Zaragoza

Edad Media

En el 452 fue conquistada por los suevos, en el 466 por los visigodos y en el 541 fue asediada sin éxito por los francos.

Después de tantos cambios, fue ocupada por los musulmanes y pasó a llamarse Medina-Baida Saragusta (Zaragoza la Blanca), la cual Carlomagno intentó ocupar sin éxito en el 788.

La época musulmana fue un vaivén de cambios y la ciudad pasó de familia en familia y de reino en reino. Así formo parte del Califato de Córdoba, el Califato Omeya, la Taifa de Saragusta… Pero su periodo de mayor esplendor musulmán se produjo en el siglo XI, con la anexión de la Taifa de Tortosa y la Taifa de Denia y el vasallaje de la Taifa de Valencia. En esta época se construyó uno de los monumentos más importantes de la ciudad: La Aljafería, un magnífico palacio fortificado de recreo.

En 1118, Alfonso I el Batallador conquistó la ciudad y se convirtió en la capital del Reino de Aragón, y recibió su actual nombre. Desde el final del siglo XIII fue sede de la Unión Aragonesa, que fue derrocada por Pedro el Ceremonioso en 1384.

La unión de la Corona de Castilla y Aragón transformó la ciudad: se estableció la Inquisición, se fundó la Universidad y se construyó la Lonja. La expulsión de los judíos en 1942 y la de los moriscos en 1609 provocaron un estancamiento en su crecimiento, pero todavía era una gran ciudad.

Zaragoza

Edad Moderna

Durante la Guerra de Sucesión, Zaragoza se declaró partidaria del Archiduque Carlos de Austria, en defensa de las libertades de Aragón. Cuando fue conquistada por las tropas borbónicas, perdió su autonomía y dejó de ser sede de importantes instituciones aragonesas. En 1760 se produjo el Motín de Esquilache, y en 1776 se fundó la Sociedad Económica de Amigos del País.

Los fusilamientos del 3 de Mayo de Goya

 Edad Contemporánea

Durante la Guerra de la Independencia Española, Zaragoza se hizo famosa en toda Europa por su resistencia a los franceses en sus asedios. El primero, en 1808, donde el general Verdier desistió tomarla; y el segundo en 1809, dirigido por Moncey y Lannes, en el que murieron 8000 franceses y 40000 defensores debido a una epidemia de tifus. Después de estos sitios la ciudad ostenta los títulos de Muy Noble, Muy Leal, Muy Heroica, Muy Benéfica, Siempre Heroica e Inmortal.

En las Guerras Carlistas, el general Juan Cabañero intentó ocupar la ciudad sin éxito y más tarde en 1854 hubo un intento de Pronunciamiento.

En el siglo XIX se produjeron varias trasformaciones importantes en la ciudad: la construcción de la Estación de Ferrocarril del Norte, que generó una fuerte inmigración del campo a la ciudad, atraída por el proceso de industrialización.

En 1898, el azúcar de caña fue sustituido por un derivado de la remolacha, lo que originó un auge de las industrias azucareras de la zona, lo que hizo que apareciera la burguesía y el proletariado. Debido a la expansión económica se crearon el Banco de Zaragoza o el Banco de Aragón. A su vez se produjeron unas desigualdades sociales gigantescas provocó un gran número de revueltas y fue la  segunda ciudad Cenista de España.

Al comienzo de la Guerra Civil Española, los sublevados tomaron el control de la ciudad en 1936. Un año más tarde los republicanos intentaron recuperar la ciudad sin éxito. Durante la dictadura franquista se reabrió la Academia General Militar y se instaló la Confederación Hidrográfica del Ebro. En los últimos 30 años del siglo XX Zaragoza ha sufrido un crecimiento enorme del casco urbano y hoy en día se ha convertido en una de las ciudades más importantes de España.

En 2008, año del bicentenario de los Sitios de Zaragoza y del centenario de la exposición Hispano-Francesa de 1908, fue sede de la Exposición Internacional de Zaragoza celebrada desde el 14 de junio al 14 de septiembre de 2008 y cuyo eje temático fue “Agua y desarrollo sostenible”.

¿Algún dato incorrecto? Enviar sugerencia