Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer nuestros servicios, recoger información estadística e incluir publicidad. Si continúa navegando, acepta su instalación y uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra política de cookies.

Idioma:   
Zona
Sevilla
Servicios Vive Zone
Adra y Roquetas de Mar
Albacete
Alicante
Barcelona
Benidorm - Marina Baixa
Cartagena - Mar Menor
Granada
Los Alcazares
Madrid
Molina de Segura
Motril
Murcia
Sevilla
Tenerife
Torrevieja - Vega Baja
Valencia
Valle de Ricote
Zaragoza
Logo de Inicio de sesión de usuario
Iniciar sesión
Incluye tu negocio
Conócenos
INICIO
INFORMACIÓN TURÍSTICA
QUÉ VISITAR
QUÉ HACER
PLAYAS
DÓNDE DORMIR
DÓNDE COMER
DÓNDE SALIR
DÓNDE COMPRAR
RESERVAS
GASOLINERAS
BANCA
TRANSPORTE
EMERGENCIAS
MEDIO AMBIENTE
DÓNDE COMERDÓNDE COMER
ZONAS GASTRONÓMICASZONAS GASTRONÓMICAS
GASTRONOMÍAGASTRONOMÍA
RECETAS LOCALESRECETAS LOCALES
DóNDE COMERGASTRONOMíA16 OCTUBRE 2019

GASTRONOMÍA SEVILLANA

Cuando hablamos de Sevilla, no podemos dejar a un lado el patrimonio gastronómico que esta ciudad alberga. La gastronomía andaluza, y en este caso sevillana, es reconocida no sólo a nivel nacional, sino también a nivel mundial y practicada por los mejores cocineros del mundo. La ciudad hispalense posee un clima que la dotan de unos recursos culinarios como los naranjales, almendrales, olivares y las dehesas andaluzas donde pastan los ganados, que hacen de esta cocina única y de gran personalidad con productos naturales de la tierra.

 

Sevilla es una ciudad estupenda para disfrutar de su gastronomía y sus tradicionales tapas debido a la gran cantidad de terrazas y ambiente gastronómico que ofrece la ciudad, acompañada de un clima idóneo y la belleza de las calles y plazas sevillanas.

 

Entre los platos típicos de Sevilla podemos encontrar el gazpacho, cocido andaluz, huevos a la flamenca, rabo de toro, pescado frito, pavias de pescado, pincho moruno, caracoles y huevas aliñás, entre otras. Las carnes más utilizadas para preparar estas comidas son la carne de corral y la de cerdo, aunque también destacan la carne de ternera y cordero. Las verduras y hortalizas más comunes en los platos sevillanos son los tomates, espárragos verdes, alcachofas, berenjenas y espinacas. También se utilizan gran variedad de pescado y mariscos.

 

En Sevilla se pueden degustar vinos de las tierras colindantes, como el del Aljarrafe, el de Jerez, la Manzanilla o el de Montilla y para endulzar el final de la comida, los postres más típicos de la ciudad son las Torrijas de Semana Santa y las Yemas de San Leandro.

 Pescado Frito

PLATOS TÍPICOS SEVILLANOS

Sevilla es dueña de la cocina y la tradición de todos los pueblos que han estados asentados en su territorio a lo largo de la historia: romanos, judíos, musulmanes y cristianos son prueba de ello.

Entre sus platos más típicos podemos encontrar los caracoles, que son tratados y reconocidos como un manjar desde la época romana. Este alimento es idóneo para añadirlo a otros platos, como por ejemplo el arroz, o para disfrutarlos directamente en su popular y rico caldo.

Los amantes de la carne no pueden pasar por Sevilla sin probar el magnífico rabo de toro, también conocido desde la época romana. Esta carne se realiza estofada a fuego lento adquiriendo la carne una textura gelatinosa y acompañada de una salsa cocinada con vino.

Para los días de calor y los meses de verano hay un plato típico sevillano que realza su importancia sobre el resto de la cocina y este no es otro que el gazpacho. El gazpacho andaluz es una mezcla de sencillez y poder refrescante, acompañado de unos ingredientes nutritivos y saludables que hacen de esta "sopa fría" el plato estrella en gran parte de las terrazas sevillanas. La preparación de esta receta se realiza en crudo y se utilizan tomates, aceite de oliva, pan, ajo y vinagre.

Otro plato que goza de gran tradición en la ciudad hispalense es la pringá, este es un plato derivado del cocido o puchero sevillano haciendo referencia a las carnes y embutidos cocinadas y consumidas sin cubiertos, simplemente mezclando y aplastando las carnes con trozos de pan, es decir, pringando, de ahí su curioso nombre. 

REPOSTERÍA SEVILLANA

Por último entre los productos típicos de la repostería sevillana destacan los dulces del convento, las torrijas y los pestiños.

Los dulces del convento son una de las joyas gastronómicas de la respotería sevillana mejor conservadas. Son elaborados por las monjas de los conventos de San Leandro, Santa Ana, Santa Inés, Santa Paula, etc. Estos dulces hacen recordar los sabores tradicionales y son auténticos bocados exquisitos muy alejados de los actuales dulces industriales. Entre los dulces del convento se encuentran: las yemas de almendra, roscos, tortas de polvorón y los cortadillos.

Dos buenos ejemplos de la gastronomía cultural histórica de la ciudad de sevilla son las torrijas y los pestiños. Dos postres tradicionales del periodo andalusí procedentes de la cocina judía y árabe. Las torrijas constan de una rebanada de pan bañada y reposada en leche, rebozada en huevo, frita con aceite y condimentada con canela. El pestiño se elabora con una hoja fina de masa de harina acompañada de miel y ajonjolí frito en aceite.

 Pestiños

¿Algún dato incorrecto? Enviar sugerencia