Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer nuestros servicios, recoger información estadística e incluir publicidad. Si continúa navegando, acepta su instalación y uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra política de cookies.

Idioma:   
Zona
Madrid
Servicios Vive Zone
Adra y Roquetas de Mar
Albacete
Alicante
Barcelona
Benidorm - Marina Baixa
Cartagena - Mar Menor
Granada
Los Alcazares
Madrid
Molina de Segura
Motril
Murcia
Sevilla
Tenerife
Torrevieja - Vega Baja
Valencia
Zaragoza
Logo de Inicio de sesión de usuario
Iniciar sesión
Incluye tu negocio
Conócenos
INICIO
INFORMACIÓN TURÍSTICA
QUÉ VISITAR
QUÉ HACER
PLAYAS
DÓNDE DORMIR
DÓNDE COMER
DÓNDE SALIR
DÓNDE COMPRAR
COMPRA ON LINE
RESERVAS
GASOLINERAS
BANCA
TRANSPORTE
EMERGENCIAS
EMPLEO Y FORMACIÓN
MEDIO AMBIENTE
SALUD Y BELLEZA
DEPORTES
CIUDADANO
MOTOR
DÓNDE COMERDÓNDE COMER
BARES Y RESTAURANTESBARES Y RESTAURANTES
ZONAS GASTRONÓMICASZONAS GASTRONÓMICAS
GASTRONOMÍAGASTRONOMÍA
RECETAS LOCALESRECETAS LOCALES
DóNDE COMERRECETAS LOCALES25 OCTUBRE 2020

CALLOS A LA MADRILEÑA

Callos a la madrileña

Foto: Javier Lastras (Flickr). Licencia: CC BY

INGREDIENTES

  • 1,5 kg. de callos.
  • 500 gr. de morro de vaca.
  • 4 manitas.
  • 100 gr. de tocino
  • 1 morcilla.
  • 1 chorizo.
  • 1 cabeza de ajo.
  • 2 cebollas.
  • 1 cucharada de harina.
  • Agua para cocer los callos.
  • 200 ml de aceite de oliva.
  • Perejil.
  • 1 cucharada de pimentón.
  • Pimienta blanca molida.
  • Sal.
  • 1 hoja de laurel.
  • Media guindilla.
  • 2 clavos

PREPARACIÓN

Lo primero que hacemos es limpiar los callos. Para ello, se les deja dos horas en agua y vinagre.Transcurrido el tiempo los ponemos a cocer con agua en un puchero junto al morro y las manitas. Cuando levante el primer hervor escurrimos el agua dejando los callos, el morro y las manitas dentro. Cubrimos con agua limpia y añadimos al puchero el tocino, los chorizos, la morcilla. A la cebolla se le clavan los clavos y se mete en el puchero.

Añadimos la cabeza de ajo, el laurel, perejil, la sal y la pimienta blanca molida, al gusto. Se tapa y se deja dos horas y media a fuego muy lento. Una vez listo, se retiran del puchero los huesos de las manitas, el laurel y la cabeza de ajo. Por otro lado, en un sartén, se pone a calentar el aceite.

Picamos la otra cebolla, laminamos los ajos y picamos el perejil. Sofreímos en la sartén la cebolla, añadimos el ajo, el perejil, un pedacito de guindilla y la cucharada de pimentón. Remover. Seguidamente se echa la harina. Una vez listo se agrega el sofrito al puchero con el caldo y se remueve. Se añade un poco más de sal.

Se deja a fuego muy lento durante 20 minutos y apagamos. Por último se retira el chorizo y la morcilla, se pican en rodajas y se vuelven a agregar al puchero.

¿Algún dato incorrecto? Enviar sugerencia